Familias desplazadas por el huracán María viven incertidumbre en Nueva York

in News by

Los estragos del huracán María persiguen  a los puertorriqueños dentro y fuera de la isla. La electricidad continúa siendo el mayor problema para restaurar. El pasado 18 de abril del 2018, Puerto Rico sufrió otra recaída de luz provocando oscuridad total en toda la isla. La infraestructura sigue decayendo, y a pesar de estos problemas de vivienda y necesidades básicas, la Administración Federal de Manejo de Desastres (FEMA, por sus siglas en inglés), deniega ayudas o sus ayudas son muy limitadas. Muchos damnificados deciden salir de la isla para retomar sus vidas y subsistir con lo poco que les queda en algunos condados de Nueva York y Florida como el Bronx y Orlando respectivamente.

El pasado 19 de abril del 2018, un grupo de puertorriqueños protestó ante la incertidumbre que viven ya que su estadía otorgada por FEMA en Nueva York está a punto de expirar. Bajo ésta incertidumbre vive Desireé Cancela, madre de tres hijos que posiblemente podrían ser desplazados de no extender la ayuda necesaria. Explica la Sra. Cancela, quien perdió su trabajo porque el huracán María destrozó el restaurante en pérdida total y vivía en un apartamento alquilado: “Tengo mis tres hijos- uno de educación especial, y otro con asma- y los hospitales no funcionaban para ayudarme en mi situación, por lo que decido venir a Nueva York. Mientras estoy en Estados Unidos, me llama un inspector de FEMA para inspeccionar el apartamento para poder recibir ayuda federal. Le explico que no estoy en Puerto Rico. Procede a sacarme de la solicitud de FEMA porque no pueden inspeccionar el apartamento y no consiguen el dueño de la propiedad. Sin saber mis derechos, y no tener dinero, pues no le dí seguimiento”. Cabe señalar que FEMA le exigió la responsabilidad a la Sra. Candela a conseguir el dueño del apartamento a pesar de estar fuera del país para coordinar dicha inspección.

Desiré Cancela y sus hijos

Luego de enterarse de ciertas ayudas en Nueva York para evitar que sus hijos pierdan un año escolar, Desiré explica que fue al centro Julia de Burgos y consiguió ayuda de una abogada quien contacta a FEMA y restaura la solicitud de ayuda de la Sra. Cancela. Dicha ayuda incluye albergue en un hotel en el Bronx, no vivienda temporera. Durante esta transacción, FEMA se comunica con Cancela para una nueva fecha inspección en Puerto Rico. FEMA reclama que ella renunció voluntariamente a sus derechos de ayuda por no estar presente durante la inspección de la propiedad. FEMA en Puerto Rico le deniega la ayuda, mientras que en Nueva York se consideró una violación de sus derechos. Comenta Cancela que las ayudas que ha recibido han sido a través de la Diaspora puertorriqueña, feligreses de su iglesia, y otras familias en la comunidad.

Cancela, que desea ser enfermera y está activamente buscando empleo, no es la única en ésta situación precaria. Muchas familias en toda la nación han venido por razones de salud y de educación. FEMA ha extendido la fecha de desalojamiento para estas familias al 14 de mayo. En Nueva York, el alcalde Bill de Blasio se comprometió a pagar por los hoteles para que esas familias no terminen en la calle.

La incertidumbre continúa tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos para éstas familias, que buscan un mejor futuro.

Leave a Reply

Latest from News

Go to Top